Estas fueron las estrellas de Hollywood acosadas por el productor más poderoso del cine

La semana pasada, el New York Times publicó un artículo contando la tenebrosa historia detrás del poderoso hombre de Hollywood Harvey Weinstein, un productor que acosó y abusó de una larga lista de actrices, y se desató un escándalo sin precedentes en la Meca del cine.

Entre las mujeres que denunciaron haber sido víctimas de este exitoso hombre, dueño de la productora Miramax que hizo éxitos Shakespeare apasionado, El discurso del Rey, El artista, Pandillas de Nueva York, Pulp Fiction, hasta El señor de los anillos y Bastardos sin gloria, se encuentran actrices de talla internacional y otras no tan conocidas en el exterior pero sí dentro de los Estados Unidos.

Angelina Jolie, Gwyneth Paltrow, Ashley Judd, Rosanna Arquette, Asia Argento, Rose McGowan, Lucia Evans, Mira Sorvino, Cara Delevingne, Jessica Barth, Emma de Caunes, son algunas de las mujeres que denunciaron al productor por sus tratos hacia ellas.

Todas las víctimas coinciden en el relato de cómo se daban los acosos. Weinstein las invitaba a la habitación de un hotel con la excusa de algún contrato o para hablar de un proyecto y, una vez allí, les pedía que le hicieran un masaje. Y terminaba abusando de ellas. Algunas lograban escapar pero otras fueron violadas por Weinstein. Además, las extorsionaba, aprovechando su poder e influencia.

Las actrices Judd y McGowan fueron de las primeras que se animaron a hablar y destapar la escalofriante cara del magnate detrás de la máscara de hombre exitoso. Lucia Evans y Asia Argento revelaron que fueron violadas por el productor al negarse a tener relaciones sexuales con él.

Gwyneth Paltrow, por su parte, tenía 22 años cuando obtuvo un rol que la convertiría en una estrella: el productor la contrató para protagonizar la adaptación de la historia de Jane Austen, Emma y antes del comienzo del rodaje, el productor la citó en su suite del hotel Peninsula Beverly Hills para una reunión de trabajo que comenzó normalmente, pero terminó con Weinstein poniendo sus manos sobre ella y sugiriéndole que fueran a la habitación para hacerse masajes. “Era una niña, estaba petrificada”, dijo en una entrevista con The New York Times, diario que reveló el escándalo de los abusos sexuales que perpetró durante años uno de los productores más poderosos de la industria de Hollywood. La actriz tuvo que acudir a su novio por ese entonces, Brad Pitt, que confrontó a Weinstein. Al final, el productor la amenazó para que no volviera a contárselo a nadie a los gritos. “Pensé que me iba a despedir. Tuve que guardar el secreto”, dijo.

Angelina Jolie también se animó a hablar y contó una historia similar: durante el lanzamiento de la película Playing by heart, en los ’90, el productor quiso abusar de ella en una habitación de hotel, pero pudo evadirlo. “Tuve una mala experiencia con Harvey Weinstein en mi juventud y como resultado, elegí no volver a trabajar más con él y advertir a otras que lo hicieran. Este comportamiento hacia las mujeres en cualquier ámbito y cualquier país es inaceptable”, dijo en un e-mail a The New York Times, que hoy publica una nota con varios testimonios nuevos para sumar a la causa iniciada la semana pasada con las primeras acusaciones.

Rosanna Arquette, estrella de Pulp Fiction, Judith Godrèche y Katherine Kendall también sumaron sus testimonios a esta nueva investigación del diario estadounidense. El destape de esta historia provocó que Weinstein fuera despedido de The Weinstein Company y que cuatro de los nueve miembros del directorio firmaran su renuncia.

Fuente: Clarín, La Nación y The New York Times.