No tuvieron piedad: Después de su descargo, la gente liquidó a Guillermina recordando su pasado

Guillermina posteó y sin quererlo, activó una granada que terminó explotando en sus manos. Al mencionar una actitud muy desubicada de parte de una dama que intentó meterse con su hombre, el pueblo twittero le saltó a la yugular remitiéndose a su propia historia amorosa.

Acá un compilado de los posteos más ácidos.